Mis blogs

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Cómic, Fotografía, Moda), Heródoto (Actualidad, Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).y Pensamiento, Religión y Teo

viernes, 17 de noviembre de 2017

El artista italo-argentino Lucio Fontana (1899-1968).

El artista italo-argentino Lucio Fontana (1899-1968).


Lucio Fontana (Rosario de Santa Fe, Argentina, 19-II-1899-Comabbio, Varese, Italia, 7-IX-1968). Artista italiano, nacido en Argentina, donde emigraron sus padres italianos (su padre es escultor), residió en Milán en 1905-1922 para estudiar arte en la Academia de Brera y consiguió el título de aparejador. Fue voluntario en la Gran Guerra y sufrió heridas en combate.
En 1922-1928 residió de nuevo en Argentina, donde realizó esculturas de estilo novecentista. Desde su retorno a Milán realizó esculturas abstractas, que expuso por primera vez  en 1930.
Durante la II Guerra Mundial volvió a Argentina (1939-1947), donde fundó en 1946 el grupo Espacialismo y publicó el Manifesto blanco (1946).
Finalmente se instaló en Italia de 1947 a 1968, el periodo en el que alcanzó fama y realizó su obra más revolucionaria, que se anuncia en el Manifiesto Técnico (1951). Trabaja como pintor, escultor y ceramista y experimenta con la luz eléctrica (tubos de luz de neón a partir de 1949) y con entornos totales, creando ambientes para museos como el Walker Art Center de Minneapolis y el Stedelijk Museum de Amsterdam (1967).

Destacó su exposición individual en la Bienal de Venecia (1954), donde conoció a Miró, quien tomó buena nota de su serie de obras (Buchi, desde 1949) con incisiones rasgadas a cuchillo, o agujeros hendidos a punzón para abrir la tela a la luz subyacente, para sus propias experiencias de agresión a la tela. Una suerte de primer arte povera, una estela que también siguieron sus coetáneos Alberto Burri y Piero Manzoni.

Fuentes.
Internet.

Exposiciones.
<Lucio Fontana 1899-1968: A Retrospective>. Nueva York. Guggenheim Museum (1977). Cat. 112 pp.
<Lucio Fontana>. Madrid. Palacio de Velázquez (abril-junio 1982). Cat. 148 pp.
<Lucio Fontana>. Milán. Castello di Rivoli (20 junio-28 septiembre 1986). Cat. 123 pp.
<Lucio Fontana>. Messina. Palazzo dei Leoni (20 diciembre 1986-25 enero 1987). Cat. 128 pp. Ampliación de la anterior exposición.
<Lucio Fontana 1899-1968>. París. MNAM (13 octubre 1987-11 enero 1988). Barcelona. Fundació La Caixa (8 febrero-27 marzo 1988). Amsterdam. Stedelijk Museum (29 abril-12 junio 1988). Londres. Whitechapel Art Gallery (julio-septiembre 1988). Cat. 241 pp.
<Lucio Fontana>. Paris. MNAM (13 octubre 1987-11 enero 1988). Cat. Textos de Ceysson, Bernard; et al. 415 pp.
<Lucio Fontana>. París. MNAM (13 octubre 1987-11 enero 1988). Barcelona. FLC (8 febrero-27 marzo). Amsterdam. Stedelijk Museum (29 abril-12 junio). Londres. Whitechapel Art Gallery (julio-septiembre 1988). Cat. Textos de Ceysson, Bernard; et al. 415 pp.
<Lucio Fontana. Entre materia y espacio>. Madrid. MNCARS (30 septriembre-16 noviembre 1998). [http://www.museoreinasofia.es/exposiciones/lucio-fontana-entre-materia-espacio]
<Lucio Fontana>. París. MNAM (25 abril-24 agosto 2014). Retrospectiva. Reseña de Vicente, Álex. Lucio Fontana: el lienzo partido. “El País” (21-VIII-2014) 35.
<Lucio Fontana: Ambienti / Environments>. Milán. Pirelli Hangar Bicocca (21 septiembre 2017-25 febrero 2018). Comisarios: Marina Pugliese, Barbara Ferriani y Vicente Todolí. [http://www.hangarbicocca.org/mostra/lucio-fontana-ambienti/] Reseña de Molina, Ángela. Otra idea de tránsito. “El País” Babelia 1.354 (4-XI-2017).

Libros.
Bénézit, E. Dictionnaire des peintres, sculpteurs, désignateurs et graveursGründ. París. 1976. 10 vs. Reed. Jacques Busse (dir.). 1999. 14 vs. Vol. 5, pp. 554-556.
Foster; Krauss; Bois; Buchloh. Arte desde 1900. 2006 (2004): 411-413.
Joppolo, Giovanni. Lucio Fontana. Une vie d’artiste. Images en Manoeuvres Éditions. Marsella. 1992. 157 pp.
Mulas, Ugo (fotografías). Lucio Fontana. Gustavo Gili. Barcelona. 1968. Sin Texto. 2 poemas de Nanni Ballestrini.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Fotografía. Reino Unido.

FOTOGRAFÍA. REINO UNIDO.

LISTADO.
William Henry Fox Talbot (1800-1877), David Octavius Hill (1802-1870), Julia Margaret Cameron (1815-1879), Roger Fenton (1819-1869), PhilipHenry Delamotte (1820-1889), Henry Peach Robinson (1830-1901), Felice Beato (1833-1907, de origen italiano), John Thompson (1837-1921),
George Davison (1854-1930), Henry Emerson (1865-1936), Emil Otto Hoppé (Múnich, 1878-Londres, 1972, de origen alemán),
Cecil Beaton (1904-1980, fotografía de moda), Bill Brandt (1904-1983), Norman Parkinson (1913-1990, fotografía de moda), Lewis Morley (1925-2013, fotografía), Terry Fincher (1931-2008), Don McCullin (Londres, 1935, fotoperiodismo de guerra), David Bailey (1938, fotografía de moda), Terry O’Neill (Londres, 1938, fotografía de sociedad),
Albert Watson (1942, fotografía de moda), Chris Killip (1946, fotoperiodismo), Richard Young (1947),
Nick Nichols (1952, fotógrafo de “National Geographic”), Martin Parr (Epsom, 1952), Hannah Collins (Londres, 1956), Paul Graham (1956), Simon Norfolk (1962, fotoperiodista), Corinne Day (1962-2010, fotografía de moda), Tim Walker (1970, fotografía de moda),

FUENTES.
Exposiciones.
<Lady Hawarden. Photographe victorien>. París (1990). Cat. ERMN. París. Textos de Virginia Dodier. 20 pp.
Libros.
Ovendem, Graham (ed.). Pre-Raphaelite Photography. Academy Editions. Londres. 1972. 84 pp.
Talbot, William Henry Fox. The Pencil of Nature. Introduc­ción de Beaumont Newhall. Capo Press. Nueva York. 1969.
Weaver, Mike. The Photographic Art. Pictorial Traditions in Britain and AmericaCatálogo exposición. Scottish Art Coun­cil. Glasgow. 1986. 144 pp.

Artículos.

Herrera Navarro, Javier. Los orígenes del fotomontaje y de la fotografía pictórica. Henry P. Robinson y Oscar G. Rejlan­der. “Goya”, 164-165 (septiembre-diciembre 1981) 106-113.

El fotógrafo británico Cecil Beaton (1904-1980).

Beaton fotografió a Audrey Hepburn en My Fair Lady, en la que se encargó de gran parte de la escenografía.
Exposiciones.
<Cecil Beaton. Retrospectiva>. Garner, P.; Mellor, O. A. Lunwerg. Barcelona. 2012. 320 pp.
<Queen Elizabeth II. Portraits by Cecil Beaton>. Londres Victoria & Albert Museum (2012). Cat. Textos de Susanna Brown (comisaria), Mario Testino et al.
Libros.
Wild, Benjamin. A Life in Fashion. The Wardrobe of Cecil Beaton. Thames & Hudson. Londres. 2016. Reseña de Collado, Noelía. El narciso exquisito. “El País” Babelia 1.273 (16-IV-2016) 51-56.

El fotógrafo británico Bill Brandt (1904-1983) y su relación con Joan Miró.

Retrato de Bill Brandt (c. 1979), de autor desconocido, posiblemente él mismo. [http://artblart.com/tag/portrait-of-bill-brandt/]

Joan Miró (1968). Fotografía de gelatina de plata (25,1 x 20).  [http://www.christies.com/lotFinder/lot_details.aspx?intObjectID=4696560

El fotógrafo británico Bill Brandt (1904-1983) fue uno de los grandes clásicos de la fotografía, tal vez el mejor fotógrafo británico del siglo XX. Discípulo de Man Ray en París a finales de los años 20, fue muy influido entonces por el surrealismo y el cine de vanguardia. De vuelta en Londres, su época más creativa transcurrió probablemente a lo largo de la Gran Depresión de los años 1930 y en especial durante los bombardeos de Londres de 1940.
Revisó y renovó los principales géneros artísticos de retrato, el paisaje y el desnudo, poniendo en juego la compasión por el ser humano más débil, la imaginación  y un humor surrealista para mejor captar como fotoperiodista los secretos de la vida cotidiana, las relaciones entre las clases sociales y los ambientes de trabajo de los obreros. Su obra influyó sobremanera en otros famosos fotógrafos, como Brassaï en París, Edward Steichen, Walker Evans y Robert Frank en Nueva York, o Eikoh Hosoe en Tokio.
Acabada la II Guerra Mundial emprendió varias series de retratos, de excepcional hondura psicológica, de los grandes escritores y artistas de vanguardia, como Arp, Magritte, Picasso... y  fotografíó a Miró hacia 1948-1949 y nuevamente en 1968, aunque en el Archive Brandt se señala por error 1964.

Fotos.
Joan Miró (1968). Fotografía de gelatina de plata.  Reprod. [http://billbrandtarchive.photoshelter.com/image/I0000f4Exud3FuLk] El Bill Brandt Archive la fecha en 1964.
Joan Miró (1968). Fotografía de gelatina de plata.  Reprod. [http://billbrandtarchive.photoshelter.com/image/I0000qWqmnN3_wFQ]  El Bill Brandt Archive la fecha en 1964. Miró está sentado en un sillón-mecedora de su taller, y detrás se divisa un cuadro fechado en 7-VII-1965.
Joan Miró (1968). Fotografía de gelatina de plata (21,3 x 20).  Reprod. [http://billbrandtarchive.photoshelter.com/image/I0000e_IquomqdDo] El Bill Brandt Archive no la fecha. Miró está de pie, sostiene un cuadro delante y detrás se vislumbra otro cuadro.
Joan Miró (1968). Fotografía de gelatina de plata (21,3 x 20).  Reprod. [http://billbrandtarchive.photoshelter.com/image/I0000Qg.UIbVkgqw] El Bill Brandt Archive la fecha en 1964. Miró está en la cima del molino de viento de Son Abrines.
Joan Miró (1968). Fotografía de gelatina de plata (21,3 x 20).  Reprod. [http://billbrandtarchive.photoshelter.com/image/I0000DZuT5jd7w4Y] El Bill Brandt Archive la fecha en 1964. Miró está sentado y detrás está el cuadro Para Emili (fechado en 22-III-1963). Hay otra versión con un ángulo distinto en la siguiente foto.
Joan Miró (1968). Fotografía de gelatina de plata (25,1 x 20). También llamada Miró (new portrait behind painting), Joan Miró in his Studio at Son Abrines (1968, foto; 1976, impresión). Col. Victoria & Albert Museum, PH.216-1978. El museo la data en 1968, probablemente en una serie tomada cuando Miró preparaba las obras para llevarlas a las grandes antológicas de ese año. El cuadro que está detrás, Para Emili (fechado en 22-III-1963) es el mismo  que aparece en la serie de fotos que el Bill Brandt Archive fecha en 1964, y Miró tiene el mismo aspecto y ropa que en las fotos de la serie datada en 1964. Hay una imagen en [http://www.christies.com/lotFinder/lot_details.aspx?intObjectID=4696560] para una venta en subasta.
Ojo derecho de Joan Miró (1964). Fotografía de gelatina de plata (23 x 19,5).   Col. Art Institute of Chicago, donación de Charles S. and Elynne B. Zucker, 2003.506 [http://www.artic.edu/aic/collections/artwork/182334/print]
Hay una copia de una foto de Joan Miró (1968) (34,29 x 29,37), en la Collection Minneapolis Institute of Arts; donación de Frederick B. Scheel. Pero no hay imagen disponible y no se puede comprobar si es diferente de las anteriores.
Fuentes.
Internet.
[http://billbrandtarchive.photoshelter.com/] The Bill Brandt Archive.
Libros.
Arnason, H.H.; Prather, Marla F. A History of Modern Art. 4ª ed. 1998: 354. Varias referencias.

La fotógrafa británica Julia Margaret Cameron (1815-1879).
<Julia Margaret Cameron>. Nueva York. MOMA (1999). 57 fotos.
<Julia Margaret Cameron>. Londres. Victoria & Albert Museum (2015-2016). Madrid. Fundación Mapfre (17 marzo-15 mayo 2016). 120 fotos. Comisaria: Marta Weiss. Reseña de Fernández-Santos, Elsa. La belleza rota de Julia Margaret Cameron. “El País” Semanal 2.045 (6-XII-2015) 62-67. / De Diego, Estrella. Una fotógrafa pionera. “El País” Babelia 1.257 (26-XII-2015) 10. / García, Ángeles. Vuelve la retratista indomable. “El País” (22-III-2016) 27.
Rubio, Pilar. La retratista de la isla de Wight. “El País” El Viajero 885 (16-X-2015) 9. La casa de la fotógrafa victoriana Julia Margaret Cameron (1815-1879), en Freshwater Bay.

El fotógrafo británico Peter Fraser (Cardiff, 1953).

<Peter Fraser: Matemáticas>. Madrid. Real Jardín Botánico (1 junio-31 julio 2017). El fotógrafo británico Peter Fraser (Cardiff, 1953) ha realizado una serie de fotos, inspirado en la idea que fascinó a Pitágoras, Aristóteles o Galileo: en el nivel más profundo, la realidad es de naturaleza matemática.

El artista y fotógrafo británico Paul Graham (1956).

<Paul Graham. Europe: America>. Santander. Fundación Marcelino Sanz de Sautuola (7 octubre 2011-8 enero 2012). Reseña de Martín, Alberto. Frases visuales. “El País” Babelia 1.049 (30-XII-2011) 20. 
Martín, Alberto. Entrevista. Paul Graham. “El ‘sueño americano’ es un espejismo al revés”. “El País”, Babelia 781 (11-XI-2006) 16.

El fotógrafo birtánico Philip Jones Griffiths (1936-2008).
Tubella, Patricia. Obituario. Philip Jones Griffiths, fotógrafo de guerra. “El País” (4-IV-2008).

La fotógrafa británica Alison Jackson (1970).
Jackson, Alison. Confidential. Taschen. 2007. 2007.

Ruiz Mantilla, Jesús. Pillados. “El País”, Semanal 1.610 (5-VIII-2007) 58-67. Dobles para representar famosos, por la fotógrafa Jackson.

El fotógrafo británico Chris Killip (1946).


[http://www.chriskillip.com/] La web oficial del fotógrafo.


[ivaspost.com]

Chris Killip (Isla de Man, 1946), fotoperiodista, profesor de fotografía en la Universidad de Harvard. Comenzó como fotógrafo de publicidad, hasta que en un viaje a Nueva York conoció en el MOMA la obra de August Sander y Bill Brandt. Tras su retorno al Reino Unido decidió utilizar la cámara como medio de acción política y compromiso social, con retratos de la gente, a menudo sometidos a  graves crisis personales o en situación de marginación social, con un realismo riguroso: ‹‹Para conocer, hay que volver una y otra vez a los mismos lugares. Y, de repente, ves. Les digo a mis alumnos que los importantes es saber mirar››.
Fuentes.
<Chris Killip. Work>. Madrid. MNCARS (2013). Más de cien fotos en blanco y negro, tomadas en el norte de Inglaterra entre 1968 y 2004. [http://www.museoreinasofia.es/exposiciones/chris-killip-0] Reseña de García, Ángeles. Chris Killip pone cara a los desheredados de la era Thatcher. “El País” (2-X-2013) 39.

El fotógrafo británico Don McCullin (1935).
Don McCullin (Londres, 1935), fotoperiodista de guerra, el Tercer Mundo…
Exposiciones.
<Don Mccullin. Una trayectoria heroica>. Madrid. Sala del Canal de Isabel II (5 diciembre 2007-27 enero 2008). 129 fotografías.
Libros.
Don Mccullin. Lunwerg. Barcelona. 2007. 64 fotografías en b/n.
Artículos.
Portinari, Beatriz. El mensajero del horror. “El País” (5-XII-2007) 53.
Peces, Juan. Don McCullin: la paz imposible. “El País” (6-IX-2013) 41.

El fotógrafo británico James Mollison (Kenia, 1973).
El fotógrafo documentalista James Mollison, nacido en Kenia y educado en Reino Unido, reside en Venecia.
Mollison, James. La hora del recreo. “El País” Semanal 2.113 (26-III-2017). Un fotoensayo sobre niños en centros educativos de varios continentes.


El fotógrafo británico Lewis Morley (1925-2013).


El fotógrafo británico Lewis Morley (1925-2013), de padre inglés y madre china, era un gran retratista de la  escena cultural londinense o de las manifestaciones contra Vietnam en los años 60, pero fue más famoso por su retrato de Christine Keeler, desnuda y sentada en una silla, durante el ‘caso Profumo’ (1963).

Fuentes.
Internet.
Articulos.
Tubella, Patricia. Obituario. Lewis Morley, una crónica fotográfica de los sesenta. “El País” (22-IX-2013) 49.

El fotógrafo británico Terry O’Neill (1938).

David Bowie y Elizabeth Taylor (1975). [http://www.npg.org.uk/collections]

Terry O’Neill (Londres, 1938), fotógrafo en los decenios 1960 y 1970 de los Beatles y muchas otras grandes estrellas del cine, el espectáculo o la política, casi siempre en blanco y negro.
Fuentes.
Internet.
Exposiciones.
<Terry O’Neill>. Madrid. Fundación Telefónica (2013). Comisaria: Cristina Carrillo de Albornoz. Reseña de García, Ángeles. El fotógrafo de las leyendas.  “El País” (13-X-2013) 45.

El fotógrafo británico Martin Parr (1952).
Martin Parr (Epsom, 1952), fotografía de documentación social. Miembro de Magnum desde 1994, uno de sus temas favoritos es el turismo masivo, como el de Venecia (una ciudad que ha visitado desde finales de los años 80).
Ordaz, Pablo (texto); Parr, Martin (fotos). Muerte de Venecia. “El País” Semanal 1.975 (3-VIII-2014) 28-37. La ciudad vive del turismo pero sufre su masificación.

El fotógrafo británico Simon Norfolk (1962).

Foto tomada de "El País".

El fotógrafo británico Simon Norfolk (1962) es un conocido fotoperiodista. Vive en Brighton, al sur de Londres. Trabaja como profesor y fotógrafo de publicidad, y desde 2002 es colaborador de la revista semanal del “The New York Times”.
Ha ganado por sus reportajes de paisajes de guerra, especialmente sobre Afganistán, dos premios de World Press Photo (el segundo premio de la sección de Ciencia y Tecnología en 2000 y el tercer premio de la sección de Historias en 2010), el European Publishing Award (2002), el Foreign Press Club of America Award (2003),  el Infinity Prize de The International Center of Photography (2004) y el Prix Dialogue en Les Rencontres d'Arles (2005).

Ha publicado tres fotolibros For most of it I have no words 1998) sobre lugares de genocidio, Afghanistan: Chronotopia (2002) y Bleed (2005) sobre la guerra de Bosnia, y el libro  Burke + Norfolk (2011), en el que fotografía los mismos paisajes que un predecesor, el británico John Burke, plasmó en los años 1880.
Ha expuesto en la Tate Modern de Londres (2011) y en el Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural Fenosa de Córdoba  (verano de 2012).
Es un fotoperiodista comprometido políticamente, aunque él prefiere considerarse un artista poeta. Norfolk cuenta (2012) a Lobo sobre su profesión y modo de trabajo: ‹‹Mi trabajo es más parecido al de poeta; busco la esencia, y para encontrarla necesito tiempo y paciencia. Antes, las revistas competían con los periódicos y enviaban fotógrafos a los conflictos. Ahora, con Internet, esto no tiene sentido. Ni para las revistas ni para los periódicos. Tienes todo al instante. Lo que no tienes es una mirada crítica, reflexiva, profunda. Todo el mundo hace las mismas fotos, se crea una memoria colectiva estereotipada que no es real. (…) Cuando estuve en la base de Kandahar [sur de Afganistán], que es como una ciudad, no quise salir de patrulla, solo quería fotografiar la oficina de correos, la lavandería, esas cosas. Me parecía que en esa base no había nada de Afganistán, que allí estaban las razones por las que se ha perdido otra vez la misma guerra. El empotramiento es un éxito para los ejércitos. Sitúan al periodista ante la disyuntiva moral: criticar a los soldados que te protegen. Cuando les disparan a ellos, te disparan a ti también. Cuando eres un joven fotógrafo resulta mucho más complicado no sucumbir al chantaje.››
Fuentes.
Internet.
Artículos.
Lobo, Ramón. Simon Norfolk: ‘Quiero fotos que expliquen por qué miente un Gobierno’. “El País” (6-IX-2012) 54.

El fotógrafo sueco-británico Oscar G. Rejlander (1813-1875).
Bunnell, Peter C. (ed.). The Photography of O. G. Rejlan­derArno Press. Nueva York. 1979. Facsímil de dos publi­cacio­nes sobre Rejlander: Rejlander, O. G. On Photographic Com­posi­tion; with a Description of 'Two Ways of Life', en “Journal of the Photograp­hic Society of Londres”, Londres, vol. 4 (21-IV-1858). Wall, A.H. Rejlander's Photographic Studies -Their Tea­chings and Suggestions-“The Photographic News”, Londres, v. 30/31 (julio-febrero 1886-1887).
Herrera Navarro, Javier. Los orígenes del fotomontaje y de la fotografía pictórica. Henry P. Robinson y Oscar G. Rejlan­der. “Goya”, 164-165 (septiembre-diciembre 1981) 106-113.

El fotógrafo británico Tim Walker (1970).
Sans, Elisabet. Pirelli, 12 meses y un mensaje por la diversidad. “El País” (11-XI-2017). El fotógrafo británico Tim Walker (1970) realiza el calendario 2018 con protagonistas negros para ilustrar el cuento de ‘Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas’.

El fotógrafo británico Albert Watson (1942).
Albert Watson (Edimburgo, 1942), formado en arte en Dundee y Londres, fotógrafo desde que su mujer le regalara una cámara en 1963, desde una estética ecléctica en la elección de géneros ha alcanzado fama y prestigio por sus imágenes de estrellas de Hollywood y modelos de moda, paisajes o naturalezas muertas. Vive desde 1976 en Nueva York, donde tiene su estudio en Tribeca. La editorial Taschen le ha publicado en 2017 un elitista libro, ‘Kaos’, que recoge sus mejores fotos.
Vicente, Álex. Albert Watson. “El País” S Moda 231 (XI-2017).

El fotógrafo británico Richard Young (Londres, 1947).
Otero, Brenda. El paparazzi que no estorba. “El País” (30-XII-2013) 42. El fotógrafo Richard Young expone sus fotos a famosos en Londres.
Marín, Verónica. Entrevista. Richard Young. “El País” S Moda 171 (27-XII-2014) 22-25. El fotógrafo de las estrellas (Bianca Jagger o Kate Moss, Diana de Gales o Madonna), publica un libro de sus imágenes icónicas a lo largo de 40 años, Nightclubbing.
García, Toni. De profesión, salir de fiesta. “El País” (16-II-2015) 38.


sábado, 11 de noviembre de 2017

Detroit (2017), de Kathryn Bigelow.

Detroit (2017), de Kathryn Bigelow.

Resultado de imagen de blogspot, detroit 2017

                             Tráiler español. Tres minutos.


Detroit (2017). EE UU. Género: política. Duración: 143 minutos. Dirección: Kathryn Bigelow. Intérpretes: John Boyega, Will Poulter, Jack Reynor, Algee Smith, Jacob Latimore, Hannah Murray. Guión: Mark Boal. Música: James Newton Howard. Fotografía: Barry Ackroyd.

Resultado de imagen de blogspot, detroit 2017
Los disturbios raciales de julio de 1967 en Detroit y el asesinato de tres jóvenes negros.

Resultado de imagen de blogspot, detroit 2017
La crítica ha alabado con unanimidad este filme rotundo y físico, comprometido como pocos en los días actuales, en la crítica contra el racismo y la prepotencia policial.

Fuentes.
Internet.
Artículos.
Ayuso, R. Kathryn Bigelow / Cineasta. ‘Entretener no es suficiente’. “El País” (15-IX-2017).

Ocaña, J. La tragedia de la vigencia. “El País” (15-IX-2017).

Blade Runner 2049 (2017), de Denis Villeneuve.

Blade Runner 2049 (2017), de Denis Villeneuve.

Resultado de imagen de blogspot, blade runner 2049

                              Tráiler. Dos minutos.

Blade Runner 2049 (2017). EE UU. Género: ciencia ficción. Duración: minutos. Dirección: Denis Villeneuve. Intérpretes: Ryan Gosling, Harrison Ford, Ana de Armas, Jared Leto, Robin Wright, Edward James Olmos, Lennie James. Guión: Hampton Fancher y Michael Green. Música: Hans Zimmer, Benjamin Wallfisch. Fotografía: Roger Deakins.

Resultado de imagen de blogspot, blade runner 2049

En 2019, un cazador de replicantes, un ‘blade runner’ llamado KD-9 (Ryan Gosling) descubre un secreto largamente oculto que podría acabar con el caos que impera en la sociedad agonizante, al mismo tiempo que busca a Rick Deckard (Harrison Ford), otro ‘blade runner’ que desapareció 30 años antes. 

Resultado de imagen de blogspot, blade runner 2049

Una película que afronta algunos de los misterios del primer filme, pero que deja abiertos los suficientes hilos para permitir nuevas visitas a la saga. De impecable factura formal, con interpretaciones excelentes, lo único que se le puede achacar es muy subjetivo, la idoneidad del curso filosófico de la trama. Un tema siempre abierto.

Fuentes.
Internet.

Artículos.
Crespo, Irene. ¿Humana o replicante? “El País” Tentaciones 30 (IX-2017). Entrevista a la actriz cubana Ana de Armas.
Costa, Jordi. Replicando replicantes de ‘Blade Runner’ a ‘Blade Runner 2049’. “El País” Tentaciones 30 (IX-2017).
Llopart, Salvador. Ryan Gosling. “La nueva ‘Blade Runner’ aspira a ser algo más que un éxito de taquilla”. “MG” (1-X-2017).
Belinchón, G. ‘Blade Runner’ replica el mito. “El País” (20-IX-2017).
Belinchón, G. Harrison Ford asegura que se mantiene el tono de ‘pesadilla existencial’. “El País” (20-IX-2017).
García Tur, Víctor. ‘Blade Runner’, el film sense fi. “El País” Quadern 1.695 (5-X-2017). La influencia del film en la literatura catalana.
López-Pellisa, Teresa. Somnien els homes amb dones elèctriques? “El País” Quadern 1.695 (5-X-2017).
Ruiz Garzón, Ricard. Més humans que un replicant. “El País” Quadern 1.695 (5-X-2017)

jueves, 9 de noviembre de 2017

El artista italiano Arcimboldo (1526-1593).

El artista italiano Arcimboldo (1526-1593).

Giuseppe Arcimboldo (Milán, 1526-1593) fue un pintor manierista, apasionado por la botánica y las otras ciencias, que gozó un inmenso éxito en las cortes de Viena y Praga con sus retratos confeccionados con formas de flores, frutas y vegetales. Ignorado después, se reavivó el interés durante el siglo XX gracias a su influjo sobre el surrealismo y al rescate del historiador estadounidense Alfred H. Barr Jr., director del MOMA neoyorquino, en una célebre exposición, *<Fantastic Art. Dada, Surrealism> (1936-1937).

Resultado de imagen de blogspot, arcimboldo

Resultado de imagen de blogspot, arcimboldo
Detalle del retrato anterior.

Resultado de imagen de blogspot, arcimboldo

Resultado de imagen de blogspot, arcimboldo

Fuentes.
Internet.

Exposiciones.
<Arcimboldo. Las floras y La primavera>. Bilbao. Museo de Bellas Artes (8 noviembre 2017-8 febrero 2018). Las tres únicas obras del pintor en España: La primavera (1563), de la Real Academia de San Fernando, Flora (1589) y Flora meretrix (1590), ambas de una colección privada. Reseña de Bono, Ferran. Arcimboldo, más botánico que surrealista. “El País” (9-XI-2017).

Conferencias.


Arcimboldo y flora. Conferencia de Miguel Falomir (27 de febrero de 2014), Fundación Juan March. Ciclo Giuseppe Arcimboldo: su vida, su obra, su tiempo.

Libros.

Hulten, Pontus; et al. Effetto Arcimboldo. Transformazioni del volto nel sedicesimo e nel ventesimo secolo. Bompiani. Milán. 1987. 402 pp.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Las características del modernismo catalán.

Las características del modernismo catalán.

Resultado de imagen de blogspot, modernismo catalán, boix
Rusiñol.

El Modernismo catalán apareció a partir de finales del siglo XIX, alrededor de la revista “L’Avenç” (1881), en la que colaboraban varios de los más arriesgados jóvenes intelectuales catalanes (Jaume Massó i Torrens, R. D. Perés, Ramon Casas...). Su ideología era el positivismo, el realismo y el naturalismo. A partir de la campaña de 1891 de reforma ortográfica del catalán se incorporaron Alexandre Cortada, Raimon Casellas, Joan Maragall, Santiago Rusiñol, Pompeu Fabra... Fue la incorporación de Jaume Brossa en 1892 lo que proporcionó coherencia al movimiento. [Castellanos. Modernisme i Noucentisme. L’Avenç”, 25 (III-1980): 26].

Resultado de imagen de blogspot modernismo catalán
Casas. Ramón Casas y Pere Romeu en un tándem (1897). Una de las pinturas más emblemáticas del movimiento modernista catalán.

Dupin (1961, 1993) explica la historia cultural y artística de la Cataluña de principios del siglo XX, la de la formación de Miró, como el enfrentamiento de dos movimientos, el modernismo y el noucentismo: ‹‹Volvamos a comienzos de siglo, al renacimiento del espíritu y del nacionalismo catalanes. Dos tendencias opuestas se enfrentaron en el campo artístico, arquitectónico y literario.›› Esta debía ser la visión, dialéctica, del propio Miró, desgarrado entre sus fidelidades al progresismo modernista y a las clásicas raíces mediterráneas y catalanistas del noucentismo. Y Dupin acto seguido considera al modernismo como encarnación del espíritu catalán más aperturista a la vanguardia europea:
‹‹En el polo opuesto [al noucentisme], los modernistas, que vienen de más lejos, desde 1884, con los pintores Rusiñol y Canals [se refiere a Casas], buscan fuera las armas para combatir el inmovilismo ambiente. Los modernistas prefieren remitirse al simbolismo, a Maeterlinck especialmente, a Böcklin, a los prerrafaelistas. Una segunda generación de pintores se reúne en el Círculo Artístico de Barcelona y hace gala de bohemia, de anarquismo anticlerical, de simbolismo decadente: Urgell, Mir, José María Sert y, por encima de todos, Nonell, el más célebre, que después influirá en el Picasso del período azul. Se reúnen en la cervecería “Els 4 Gats” con toda la vanguardia barcelonesa. Allí se les unirá y los dibujará Picasso, que celebra su primera exposición, precisamente en Barcelona, en 1890.›› [Dupin. Miró. 1993: 12.]

Para comprender su esencia comencemos por una pregunta. ¿Por qué no triunfó el modernismo en sus aspiraciones? Sus críticos concuerdan que se debió al divorcio insuperable entre la teoría y la práctica [Calvo Serraller. Imágenes de lo insignificante. 1987: 106.], entre sus ideales de reverencia al pasado y su pretensión de labrar el futuro, entre el arte que defendía y una sociedad que había ido mucho más allá, entre el individualismo que ofrecía como solución y el colectivismo de las respuestas que requería la sociedad. Este mismo divorcio es el que se achacará a Miró en cuanto a su compromiso.
En Cataluña el modernismo tuvo un significado especial, que Barey resume así: ‹‹El mot “modernisme” neix d’aquells grups d’artistes “diferents”, amb el propòsit de revitalitzar una cultura catalana arrelada en el passat. Progressista i inquiet, l’home amodern” es definia com el destructor d’un immobilisme representat per la burgesia que, a poc a poc, assimilà i finaçà els seus projectes. El modernisme passà d’una postura combativa a una “moda” plena de floritures de la qual renegaren els seus promotors.›› [Barey, André. Sobre la significació del terme modernisme. “L’Avenç” 65 (XI-1983): 22.]
De este modo, el modernismo se convirtió en un arte oficial, fomentado entonces y recuperado en el futuro por las instituciones catalanas, como una prueba tangible de que el catalanismo podía ser modernizador. De resultas, es el movimiento artístico mejor estudiado en la Cataluña contemporánea, como muestra la reciente bibliografía.

La aportación modernista más importante al arte catalán es indiscutiblemente la arquitectura, con dos corrientes: racionalista una (Domènech i Montaner sería su adalid), que prefiguraría el Movimiento Moderno de Le Corbusier; y otra irracionalista (con Gaudí a la cabeza, cuya influencia sobre Miró han resaltado la mayoría de los autores), que se emparenta con el organicismo de Wright. Dupin (1961, 1993) resume esta subdivisión:
‹‹El modernismo marcó en particular y de forma duradera la arquitectura y el urbanismo de Barcelona, donde encontramos idéntica pasión por el simbolismo, por Wagner, por la ciencia y el espíritu decadente, amén de una búsqueda persistente de la identidad catalana. Las realizaciones de Domènech i Montaner y Puig i Cadafalch ilustran los objetivos de un grupo que creía en el progreso, en la apertura, en la renovación de las formas, en la síntesis entre tecnología moderna y tradición catalana. Frente a ellos tienen a otros arquitectos modernistas, más audaces en su visión del “Art Nouveau”, que denuncian su cientificismo, reanudan sus lazos con la Iglesia y defienden un arte visionario atento a la naturaleza. Naturaleza que integran brillantemente al nihilismo de Ibsen, de Tolstoi y de Nietzsche. Gaudí, arquitecto de genio, encarna dicha corriente, seguido por algunos otros talentos: Jujol, Rubio o Martorell.›› [Dupin. Miró. 1993: 12-13.]
En Cataluña se asoció al principio con un deseo de modernidad, como apunta Bozal, un vínculo con las novedades artísticas europeas y en particular el impresionismo, el simbolismo, el decadentismo fin de siècle y los prerrafaelitas [Marfany. Aspectes del Modernisme. 1975: 47]; al tiempo que era una corriente de genuina expresión nacional catalana, con unos rasgos inequívocamente regeneracionistas e innovadores, como por ejemplo un sentido de rebelión artística en la que se reivindicaba un nuevo papel para el arte y el artista en la sociedad moderna.
Bozal ha destacado las contradicciones del modernismo, poseyendo varios rasgos propios a la vez de la tradición y de la modernidad: la búsqueda de una identidad nacional catalana, la incorporación de corrientes culturales y artísticas europeas, la investigación en la tradición cultural y el uso de formas artísticas propias de esa tradición, el rechazo de las formas no cosmopolitas (en especial la pintura de historia y la anecdótica), la afirmación de un cierto espiritualismo frente al materialismo naturalista. [Bozal. Pintura y escultura españolas del siglo XX (1900-1939). 1995: 26] Esto debía favorecer su disgregación y su evolución hacia el noucentismo.
Marfany (1975) considera que se debe al modernismo y luego al noucentismo el proceso de modernización de la cultura catalana a caballo del 1900: ‹‹el procés de transformació de la cultura catalana de cultura tradicionalista i regional en cultura moderna i nacional, procés que es desenvolupa durant la darrera dècada del segle passat i la primera d’aquest i que és coronat pel noucentisme en una direcció molt concreta i amb exclusió de qualselvol altre.›› [Marfany, J.-L. Aspectes del Modernisme. 1975: 34. cit. Lubar. 1988: 4-5.], aunque fue con unos perfiles exclusivistas que perjudicaron a la postre su fuerza transformadora.

Pero contra la panoplia modernista se levantó el obispo Torras, quien criticó el modernismo como un exceso anárquico —salvo la obra de Gaudí y de Maragall, naturalmente— [Casals, Josep. Nou-cents i modernitat. “El País”, Quadern nº 113 (24-XI-1984) 3]. Torras era crítico respecto al modernismo, al que consideraba una importación nórdica sin raíces mediterráneas, aunque su llegada significaba que había una necesidad espiritual insatisfecha de los jóvenes catalanes. Esto se comprueba en su De la fruïció artística (primera conferencia al Círcol Artístic de Sant Lluc, 1-III-1894), en Obres completes. v. II, 1986, 216-256. También en su texto L’art modernista, en Notes d’art (inéditas, 1936), en Obres completes. v. II, 1986: 435. En otra nota: ‹‹L’Art modernista de tot fa misteris; és la reacció exagerada d’aquella tendència que volia anihilar els misteris››. [Torras. Nòtules d’art agnòstic, en Notes d’art (inéditas, 1936), en Obres completes. v. II, 1986: 484]. Torras declara que modernismo y cristianismo son opuestos, porque el primero no quiere tener fe, se guía sólo por la razón, que al final siempre cae en el escepticismo. [L’art modernista i l’idealisme cristià, en Notes d’art (inéditas, 1936), op. cit.: 451]. Añado que en esta última nota Torras hace una referencia a consultar un asunto de arte moderno a Artigas, seguramente Llorens Artigas, quien era socio del Círcol de Sant Lluc y muy católico.
El jesuita J. M. Aicardo afirmará: ‹‹No, cap dels déus del Modernisme és fill de la nostra terra beneïda!›› [Aicardo. cit. Valentí. El primer modernismo literario catalán... 1973: 51.] Ante tal batería de ataques, pronto el movimiento modernista se dividió y debilitó, hasta que el catolicismo conservador, opuesto a las ideas más progresistas de la primera generación modernista, acabó por vaciarlo de su sentido más transgresor. Adoptó entonces formas más conservadoras, dado que la burguesía catalana era menos poderosa y progresista que la europea y lo integró y domeñó, perdiendo su originaria naturaleza casi revolucionaria. Además, había una contradicción insalvable entre su ansia de apertura internacional y su carácter de movimiento artístico representativo del ascendente nacionalismo catalán.
Pese a todo, el modernismo catalán consiguió un superior rango social para el arte y la música, y preparó el advenimiento del noucentismo y más tarde de las primeras vanguardias catalanas, gracias, sobre todo, a que en el mercado del arte apareció en 1874 la primera galería comercial de arte en Barcelona, la de Joan Baptista Parés, que en 1890 promovió la primera exposición modernista y tuvo un papel esencial en el gusto artístico barcelonés hasta bien entrado el siglo XX.
Sobre la Sala Parés una monografia relevante es Maragall, Joan A. Història de la Sala Parés. 1975. Es una historia ilustrada sobre la evolución de la pintura catalana entre 1875 y 1975, en la que pueden verse obras de casi todos los artistas contemporáneos catalanes de Miró, menos de éste, porque Miró jamás perdonó el inicial rechazo de la galería a exponer su obra, pese a que a finales de los años 20 los Maragall intentaron subsanarlo.

Las manifestaciones arquitectónicas modernistas, en especial las de Gaudí y las de Domènech i Montaner, representaban el empuje vital de la burguesía catalana, mientras que la pintura de Casas y Rusiñol traía a Cataluña el influjo de la suma del naturalismo realista de Courbet y los paisajistas parisinos, la frialdad del impresionismo tardío de Monet y el simbolismo poético de Whistler, un transplante tan exógeno que explica que no arraigase del todo en Barcelona y que siempre fuera una pintura hecha en París, lo mismo que le ocurrirá a la obra de Miró. La *<VI Exposición Internacional de Bellas Artes> de Barcelona (1911) fue, a la vez, la consagración y el canto del cisne del modernismo, del cual Miró contempló las últimas obras como un camino a punto de fenecer, cuando ya el noucentismo descollaba. El mayor influjo del modernismo fue en verdad más vaporoso pero decisivo: sustituyó la Roma de Fortuny por el París de Rusiñol y Casas como principal foco de atención de los jóvenes artistas barceloneses.
Sin duda Pascó es el introductor de Miró al modernismo, pero la influencia de este movimiento le llega también desde otros muchos artistas y escritores, por una especie de ósmosis con el espíritu dominante en las artes y las letras de su juventud.

FUENTES.
Exposiciones.
*<Barcelona 1900>. Ámsterdam. Van Gogh Museum (21 septiembre 2007-20 enero 2008). Comisaria: Teresa M. Sánchez. Cat. 196 pp. Reseña de Fancelli, Agustí. Tres décadas prodigiosas del modernismo catalán. “El País” (21-IX-2007) 53.
Libros.
AA.VV. El temps del Modernisme. Cicle de conferències en el CIC de Terrassa, curs 1979/80. Pub. Abadia de Montserrat. Barcelona. 1985. 288 pp.
Cacho Viu, Vicente (prólogo y antología). Els modernistes i el nacionalisme cultural (1881-1906). Antologia. La Magrana. Barcelona. 1984. 368 pp. Reúne textos político-culturales de la época.
Artículos.
AA.VV. 100 anys de l’Exposició Universal de Barcelona. “El País” Quadern 294 (19-V-1988) 1-13. Artículos de Eduardo Mendoza, Xavier Tafunell Sambola, Pere Hereu Payet (Arquitectura), Xavier Fabré, Ferran Sagarra, Jordi Nadal, Manuel Arranz.
Bohigas, Oriol. Modernismo, arte total. “El País” Artes, 128 (6-X-1990) 4-5.
Bornay, Erika. Alexandre de Riquer, capdaventer del Modernisme. “El País” Quadern 125 (17-II-1985) 5.
Carandell, Josep Maria. La fantasmagoría de Gaudí. Elsinor a La Pedrera. “El País” Quadern 407 (19-VII-1990) 8.
Carandell, Josep Maria. Gaudí com a poeta simbolista. “El País” Quadern 438 (21-II-1991) 8.
Casals, Josep. Nou-cents i modernitat. “El País” Quadern 113 (24-XI-1984) 3. Referencias italo-catalanas.
Castellanos, Jordi. Modernisme i Noucentisme. “L’Avenç” 25 (III-1980) 177-203.
Dollens, Dennis L. Jujol, sin Gaudí. “El País” Artes 58 (22-IV-1989. p.3.
F., J. El Cercle Artístic de Sant Lluc: 75 anys. “Serra d’Or” 109 (X-1968).
Fullà, Ferran. Ciència, la cara oculta del modernisme. “El País” Quadern 558 (24-VI-1993) 1-3. Sobre la paradoja modernista de que la concepción científica se distancia del individualismo y de la exaltación del genio y la intuición.
García Espuche, Albert. Las formas del Modernismo. “El País” Artes 116 (9-VI-1990) 8-9.
Giralt-Miracle, Daniel. Las formas del Modernismo. “El País” Artes 116 (9-VI-1990) 8-9.
Güell Guix, Xavier. Constructors de la Catalunya moderna. “El País” Quadern 375 (7-XII-1989) 1-4. Homenaje de antológica a Lluís Domènech i Montaner.
Hereu Payet, Pere (arquitecto), en VV.AA. 100 anys de l’Exposició Universal de Barcelona. “El País” Quadern 294 (19-V-1988) 1-13.
Julián, Inmaculada. Entre la tradición y la vanguardia (1900-1925). “Actas IX Congreso Nacional CEHA. El arte español en épocas de transición”. León. 1992. v. II. p. 265-280. Referencias a Miró y la Agrupació Courbet.
Manresa, Andreu. La catedral de Mallorca, l’obra de la Seu. “El País” Quadern 486 (23-I-1992) 6.
Montaner, Josep Maria. Constructors de la Catalunya moderna. “El País” Quadern 375 (7-XII-1989) 1-4. Homenaje de antológica a Josep Puig i Cadafalch.
Montaner, J.M. El Modernisme. “El País” Quadern 401 (7-VI-1990) 1, 5-8. Reseña de exposición en La Pedrera *<El Quadrat d’Or, centre de la Barcelona modernista>.
Navarro Arisa, J. J. El Modernisme. “El País” Quadern 401 (7-VI-1990) 1, 5-8. Reseña de exposición en La Pedrera *<El Quadrat d’Or, centre de la Barcelona modernista>.
Pastor, Carles. En fem un gran massa del modernisme. “El País” Quadern 418 (4-X-1990) 2-4. Entrevistas a Joan Lluís Marfany i Alan Yates, profesores de lengua y literatura catalana en Inglaterra.
 Ros, Elianne. Artistes que van fer època. “El País” Quadern 438 (21-II-1991) 2. Reseña de exposición en Girona de obras modernistas y noucentistas del MAM.
Serra, Catalina. Modernismo, arte total. “El País” Artes 128 (6-X-1990) 4-5.